Cómo cuidar el dinero y ahorrar

 

images (9)

Dinero y el ahorro

La pregunta que siempre nos hacemos, cómo cuidar y distribuir nuestro dinero;  para comprar lo indispensable, y gastando menos, aquí le ofrecemos algunos consejos que pueden servirle.

Cuidar nuestro dinero y ahorrar, un hábito positivo para la vida.

Establezca objetivos:

Establezca metas de ahorro de corto plazo, como comprar enseres,  un artículo  o gastos necesarios. También establecer metas de largo plazo, como ir de vacaciones, comprar un carro o comprar una casa, basado en esto, determina, cuánto dinero necesita y cuánto tiempo necesitará para ahorrarlo.

Control de sus gastos:

Haga  un presupuesto,  escriba siempre en un mismo cuaderno, de dónde viene su dinero y a dónde va,  un plan de ingresos y gastos, es de vital ayuda, para controlar el presupuesto mensual o anual, y mucho mejor son diariamente las anotaciones del control, así notara cuando el dinero este siendo mal gastado  y retomar el ahorro.  Cuando tiene anotaciones de sus gastos, evitará la ansiedad, la sensación de angustia  por no saber en que se ha gastado tu dinero.

Aparte un ahorro fijo:

Deposite tus ahorros en una cuenta, tan pronto cuando le paguen, sea constante en ello. La forma más efectiva es depositando del 5 al 10% de sus ingresos, hay que dar siempre prioridad a ese ahorro.

Elimine el “café”, es decir esos pequeños gastos por antojo, camino al trabajo:

Esos gastos que hace improvistos, cuando va hacia el trabajo, o viene de el,  las cosas pequeñas que compras “por allí” cómo los cafecitos, dulces, antojos, pueden acumular un gasto de más de 2000 quetzales al año.

Compare precios, si necesita comprar algo, investigue en donde se vende a un precio menor, muchos lugares tienen rebajas, descuentos, es muy recomendable que planee las cosas con tiempo, y antes de que se convierta en una urgencia, de no ser así, comprará al primer precio que encuentre.

Compre al mayoreo:  Usted conoce cuáles son los productos que utilizan durante todo el año, hay tiendas donde puede comprarlos al mayoreo, y surtir las necesidades de varios meses, aunque puede parecer que el gasto es mayor, el ahorro puede ser entre 20% y 50% menos, sin mencionar que tendrá su despensa siempre surtida.

Aplique la regla de las 24 horas:

El periodo de espera de 24 horas no necesita ser rígidamente controlado con cronómetro.  Cuando sientes la necesidad impulsivamente de comprar algo que vió en la vitrina de un comercio,  recuerda esta regla, de esperar 24 horas para analizar si en realidad le servirá, si es urgente o indispensable, si no tiene o si ya está por acabarse dicho artículo en casa o en su persona,  si el gasto no es superfluo, y solamente acumulará varios o varias de lo mismo, a menos que sea comida para almacenar, puesto que la comida almacenada lejos de ser superflua es una provisión.   Luego de este lapso, si ha analizado que es necesaria  la compra, se sentirá satisfecha del gasto pensado con tiempo.

Si tiene tarjetas de crédito:

Estudié si en realidad las están aprovechando al máximo, o si son gastos inútiles.  Por ejemplo, por cuestiones relacionadas con su salud o educación, una tarjeta de crédito está justificado, pero si al contrario, está siendo utilizada para satisfacer únicamente deseos vanos de vanos de vestuario, comida, hobbies,  extravagancias innecesarias, tomarse en cuenta que se dispondrá a posterior el dinero para pagar puntualmente la deuda adquirida vanamente.

Cordura durante los gastos de las fiestas de fin de año:

Durante las reuniones de fin de año, con colegas, familia y amigos, muchas veces se suele gastar más de lo provisto, en comida, regalos excesivos,  gasolina para movilizarse.  Durante estas épocas sabemos que lo más importante es el cariño el afecto, los regalos pueden ser sencillos pero significativos, una tarjeta,  galletas hechas en casa, chocolates, pastelillos, algunas cosas personales de uso diario.

  Una tarjeta personal de buenos deseos, vale mucho más que cualquier regalo caro.

Para terminar:

El ahorro es parte de un buen desarrollo personal, no se debe gastar más de lo que se tiene en disposición, el ser congruentes con esto hará que nos evitemos tantos dolores de cabeza por deudas, algunas de esas deudas pueden llegar a recargarse en intereses, comisiones a bancos, etc., y volverse impagables en un plazo razonable.

Esperamos estos cortos consejos, conjuntamente con el sentido común, sean de utilidad para su ahorro.

Related Posts

  • Post Image
  • Post Image
  • Post Image

Déjanos tu comentario

You must be logged in to post a comment.

Social Icons