Receta del Tamal de viaje guatemalteco

tamal de viaje

El tamal de viaje guatemalteco,  conocido también como tamal blanco,  es una receta muy difundida por toda Guatebella.  Sus ingredientes netamente mayas, el maíz, agua, en algunas ocasiones carne y,  la tusa; que es la hoja seca, de la misma mazorca de maíz.   Se le llama tamal de viaje, porque se acostumbraba antiguamente llevar dentro del morral en largos recorridos o romerias religiosas  a pie o en caballo.   El tamal de viaje guatemalteco, hoy en día es un platillo degustado principalmente durante la cuaresma y semana santa, acompañando el curtido y platillos de la temporada.  Aunque ésta receta se remonta a muchos siglos atrás, antes de la llegada de Andalucía a Guatebella, donde los mayas lo consumían durante  festividades de solsticio de invierno.

A continuación le ofrecemos la deliciosa receta del tamal de viaje guatemalteco:

Ingredientes:

1 Libra de maseca (o masa de maíz)

1 Litro y medio de agua aproximadamente

1 Manojo de tusa seca

 Preparación:

  1. En un recipiente plástico o de vidrio, amplio para mezclar, vierta la libra de Maseca en polvo.
  2. con la ayuda de una paleta de madera, mezcle agua poco a poco.
  3. La consistencia de la masa debe ser pareja y que se pueda moldear con la mano.
  4. Es posible que necesite más o menos agua, de la indicada en los ingredientes.
  5. Saque la masa del recipiente, y amase sobre la mesa, por cinco minutos.
  6. El manojo de tusa, debe remojarse por unos minutos, para que las hojas secas estén suaves y poder envolver la masa. Aparte unas hojas de la misma tusa para rasgar tiritas de un centímetro de ancho, con la mano, estas servirán para amarrar el tamal de viaje.
  7. Cuando las hojas de tusa están ya blandas,  mida dos tazas para café, y esa será la porción a empacar en las tusas.  Amarre por los dos extremos con tiras de la misma tusa.
  8. En una olla grande, debe ir colocando los tamales de viaje, apilados ordenadamente. Después cubra de agua y lleve a cocción por 1 hora a fuego medio.
  9. Luego de este tiempo, sáquelos de la olla y déjelos enfriar; cuando se disponga a consumirlos, se cotan en rodajas, y se pueden calentar en un sarten sin aceite, comal,   o simplemente comer a temperatura ambiente, acompañando los platillos típicos de Guatebella, como el revolcado, pepian, curtido y todos los platillos propios de la semana santa.

El tamal de viaje Guatemalteco, dura varios días a temperatura ambiente y, mucho más si  se conserva en la refrigeradora o congelador.

Buen provecho.

Related Posts

  • Post Image
  • Post Image
  • Post Image
  • Post Image
  • Post Image

One Response so far.

  1. stephannia dice:

    muy buena receta felicitaciones 🙂

Déjanos tu comentario

You must be logged in to post a comment.

Social Icons